La identidad del grafitero Bansky permanece en el anonimato, mientras lo que trasciende a su persona, como todo artista consagrado, son sus obras que se han subastado por miles de dólares a lo largo de los años. Esta vez, la famosa obra "Love is in the air", conocida en español como "El lanzador de flores", saldrá a remate con una base de 550.000 dólares

La pieza en formato pequeño del año 2002 será subastada en la casa Christie's de Londres, el próximo 14 de octubre, en el marco de la licitación bautizada "Arte contemporáneo y de posguerra" que estará enfocada en el arte moderno británico e irlandés. Tendrá como lote central a la obra del provocador y misterioso artista británico oriundo de Bristol.

La pieza "Love is in the Air" (2002), valuada entre 500.000 y 700.000 libras -según el comunicado de prensa- saldrá a la venta junto a obras de artistas reconocidos como Josef Albers, Jean-Michel Basquiat, Tracey Emin y Yayoi Kusama.

La pieza líder de la venta, realizada por Banksy, que ahora buscará nuevo dueño, pertenece a una importante colección de arte contemporáneo reunida por Jacqueline y Mark Le Jeune y sus descendientes.

La subasta incluye otra obra de Banksy, "Laugh Now", del año 2000, estimada entre 444.000 dólares y 666.000 dólares; un "Homenaje al cuadrado: ósmosis" de Josef Albers, de 1959; y una calabaza "Pumpkin ABC" (2003) de la japonesa Kusama.

Además, ofrecerán 23 obras donadas por artistas contemporáneos consagrados y emergentes, a beneficio de la Fundación de Estambul para la Cultura y las Artes (İKSV), por su 50 aniversario.

El lanzador de flores, la historia 

Realizada por primera vez en un muro en la frontera entre Israel y Palestina, "Love is in the air", también conocida como "El lanzador de flores", es posiblemente una de las obras más conocidas de Banksy, en la que el artista retrata a un manifestante en una protesta callejera cuya cara queda oculta por un pañuelo: aunque parece que está lanzando una molotov, lo que tiene en sus manos es un ramo de flores.

Esta pieza de Banksy fue destacada en su libro "Wall and Peace" (2005). La imagen se ve en Jerusalén, conservada por una superposición de plexiglás, pero la ubicación es particularmente prominente para el significado de la imagen: la paz.