Ferrari es una de las marcas más lujosas, a la hora de hablar de autos. En ese sentido, así como hay modelos para la venta al público, hay otros que jamás vieron la luz. Así es el caso del modelo 288 GTO Evoluzione que solo tiene 5 unidades en todo el mundo y será subastado en octubre por la compañía Sotheby's.

Se trata de la cuarta unidad que se fabricó del vehículo en 1988 para contribuir al desarrollo de la F40. Posee un estilo muy exótico y según la casa de remates, tiene un valor invaluable. Sólo su carrocería costó alrededor de unos 130.000 dólares.

Sólo hay cinco unidades del modelo Evoluzione.

Fue diseñada para tener 650 caballos de potencia, un 60% más respecto de los 400 CV de la variante estándar, y alcanzar los 370 km/h en recta. 

La Ferrari tuvo varios dueños, siendo el piloto Jean Blaton y el multimillonario canadiense Lawrence Stroll, propietario mayoritario de Aston Martin, algunos de los afortunados que la tuvieron en su poder.

La historia detrás de un modelo que fue evolucionando

El modelo nació a raíz de modificaciones que se le hicieron a la  Ferrari 288 GTO, la cual nació a mediados de la década de los 80 como la contraposición del BMW y con la idea de participar en el Grupo B del Campeonato Mundial de Rally

En ese sentido, era fundamental que se fabricaran al menos 200 unidades del vehículo para poder acceder a la homologación de la Federación Internacional deI Automóvil (FIA). Luego de haber recibido la luz verde, el organismo le permitió que también se fabricaran 20 modelos especiales para poder afrontar mejoras y, justamente, de evolucione. Así nació la Ferrari 288 GTO Evoluzione.

Pero, de manera inesperada, se suspendió la competencia automotriz y, en consecuencia a esa decisión, hubo un parate en la fabricación de los vehículos: de ahí salen las 5 unidades del modelo Evoluzione.

El modelo no tiene precio de cara a la subasta debido a su caracter exótico.

Cuándo es la subasta

Funcionando como una antesala al consagrado modelo F40, el vehículo inédito se subastará entre el 19 y 21 de octubre en Alemania, y no se sabe a qué valor podría cerrarse la venta ya que es invaluable. Se trata de una pieza muy buscada por los coleccionistas, quienes aspiran a poder llevársela a su casa a mediados del mes que viene.