La multinacional Whirlpool cortará en estas horas las cintas de su nueva planta de producción en Fátima, dentro del partido de Pilar, en la que invirtió USD52 millones. El acto oficial fue encabezado por Joao Carlos Brega, VP Global y Presidente de Whirlpool Latinoamérica, y contó con la presencia de autoridades nacionales, provinciales y municipales.

Se trata de una planta de fabricación de lavarropas de alta capacidad, que producirá 300.000 unidades al año, un hito clave de Whirlpool en Argentina por la tecnología, el volumen y la inversión. La fábrica de 30.000 metros cuadrados, tiene una ubicación estratégica próxima a los principales puertos lo cual permitirá a la empresa enfocarse en la exportación de productos.

"Con más de 30 años en Argentina, Whirlpool es una de las principales marcas de electrodomésticos en el país. Ahora buscamos ser la mayor exportadora de la industria de línea blanca en el país. Este éxito es producto de una labor constante y continua en investigación, desarrollo e innovación con el foco puesto en ofrecer los mejores productos a nuestros consumidores", expresó Brega.

Whirlpool se convertirá, gracias a este crecimiento en la capacidad de producción, en la mayor empresa exportadora de electrodomésticos de Argentina y tendrá la capacidad de finalizar un lavarropas en aproximadamente 40 segundos. Se prevé que dos tercios de lo que fabrique será vendido a América Latina, principalmente a Brasil, lo cual generará para el país divisas anuales por más de USD50 millones.

La planta generará 400 puestos de trabajo directos y, sumando los indirectos, la cifra será de unos 1.000 empleos nuevos, lo que permitirá desarrollar y fortalecer la cadena de proveedores y socios industriales nacionales. Está en marcha un proceso de selección e inducción específico para asegurar personal con conocimientos y habilidades para un ambiente dinámico y de altos estándares productivos.

"La inauguración es un paso clave en el proceso de industrialización de la empresa en el país. Seguimos creciendo como marca líder comprometida con la industria nacional para exportar a la región y con la generación de empleo de calidad", sostuvo Martín Castro, Director de Negocios para la Región Sur en Whirlpool Latinoamérica.

Tecnología de vanguardia

 

La nueva planta implementa estándares World Class Manufacturing, los cuales no solo aseguran eficiencia a través de la última tecnología de vanguardia en fabricación mundial, sino que también permiten desarrollar una producción basada en operaciones y prácticas sustentables que garantizan la seguridad de los operarios, la calidad de los productos y una alta productividad.

Esta planta productiva recientemente inaugurada aportará múltiples beneficios a la comunidad, garantizando siempre la calidad, responsabilidad y sustentabilidad en cada paso. Además, contará con un proceso productivo de muy bajo impacto ambiental ya que no tendrá efluentes de agua ni emisiones gaseosas, y contará con iluminación natural en todo el establecimiento, logrando una mejor optimización del consumo eléctrico, entre otras acciones que la convierten en la planta más moderna y sustentable de Whirlpool en el mundo.

En 2016, la compañía inauguró su primera línea de producción nacional y un año después lanzó la línea de carga frontal y superior. La empresa estadounidense también tiene bajo su paraguas a las marcas Ariston, KitchenAid y Eslabón de Lujo.