En el marco del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, el Directorio del Banco Ciudad realizó una Reparación Documental Histórica de los legajos de dos colaboradores de la institución que fueron identificados como desaparecidos. Estos documentos ahora contienen la inscripción “Ausente por Desaparición Forzada”.

Luego de identificar a quienes, trabajando en el Banco Ciudad, dejaron de presentarse en su puesto de trabajo y desaparecieron en forma forzada del lugar de residencia sin que se tenga noticias de su paradero, se determinó que los legajos de José María Federico López Bravo y Hugo Oscar Rizzo deben llevar la inscripción “Ausente por Desaparición Forzada”, de conformidad con lo establecido en la Ley 4333 CABA.

"La reparación documental tiene por objetivo consignar en estos casos la verdad histórica, mediante una enmienda material de los legajos, que son documentos públicos, asentando en los mismos la auténtica causa de interrupción de la relación laboral", indicó la entidad.

Antes de su desaparición en agosto de 1976, José María Federico López Bravo se desempeñaba en Sucursales; y Hugo Oscar Rizzo cumplía tareas en la Gerencia Comercial de Casa Matriz previamente a su desaparición forzada en julio de 1978.