Tras casi un mes sin reunión de Gabinete, los ministros mantienen un encuentro en la Casa Rosada para hacer un balance de la gestión de cada una de las carteras.

El jefe de Gabinete, Juan Manzur, encabeza la convocatoria en el Salón Eva Perón con varios temas sobre la mesa. La inflación, la crisis del neumático y el conflicto social estarán entre los ejes

La última vez que se reunió el Gabinete fue el 2 de septiembre cuando Alberto Fernández convocó de urgencia al equipo de gobierno para repudiar el atentado contra Cristina Kirchner.

Según comunicó la Jefatura de Gabinete, el encuentro serviría “para analizar la coyuntura actual y la marcha de las políticas públicas del Gobierno”.

Del encuentro participan el titular de la cartera de transporte, Alexis Guerrera; el interventor de la AFI, Agustín Rossi; el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens; el de Seguridad, Aníbal Fernández; de Justicia, Martín Soria; de Defensa, Jorge Taiana; la portavoz de Gobierno Gabriela Cerruti; la Secretaria de Asuntos Estratégicos, Mercedes Marcó del Pont; el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié.

Entre los ausentes están el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro, quien se encuentra de gira por los Estados Unidos con un grupo de gobernadores. El ministro de Economía, Sergio Massa, tampoco asiste porque prepara su presentación en la Cámara de Diputados que hará este mediodía para defender el Presupuesto 2023.

En cuanto al titular de Trabajo, Claudio Moroni, dedicará la jornada a la reunión con empresarios y gremios para solucionar el conflicto salarial en el sector de los neumáticos.

En paralelo, el Presidente encabezará una nueva reunión del Gabinete Federal en la provincia de San Luis como parte de la iniciativa de las capitales alternas. La última vez fue hace cuatro meses en General Pico, La Pampa.

El jefe de Estado viajará con un grupo reducido de ministros y será recibido por el gobernador Alberto Rodríguez Saá.

El Poder Ejecutivo oficializó en 2020 la promulgación de la ley que declara Capitales Alternas a 24 ciudades en todas provincias con el objetivo de afianzar los vínculos y permitir reuniones con integrantes del gabinete nacional.