Los estatales nucleados en la Unión Personal Civil de la Nación ( UPCN) pedrián que se adelante un tramo de las cuotas de aumento salarial establecidas en el acuerdo paritario y que se otorgue un bono con un monto extra, ante la persistencia de la alta inflación.

Luego de que se conociera el último dato inflacionario, que marcó 7% en agosto, los gremios volvieron a activar sus negociaciones salariales, atentos al retraso que significó y la pérdida de poder adquisitivo.

El próximo viernes 30 de septiembre está convocada la Comisión Negociadora del Convenio Colectivo General de la Administración Pública Nacional en el Ministerio de Trabajo.  A esa reunión, la  UPCN que conduce Andrés Rodríguez, llevará una propuesta de acelerar la recomposición de ingresos.

En concreto, en ese encuentro, se pedirá adelantar una de las cuotas de 10% de 2023 al mes de noviembre de este año y que se abone un bono no remunerativo ni bonificable para el mes de diciembre.

Como parte de la negociación que se planteará se suma el pedido de una nuva convocatoria en enero para revisar el acuerdo.

A principios de junio tanto ATE como UPCN habían firmado la paritaria del sector público por un 60% de aumento, en 5 tramos, con revisión en octubre. El detalle del pacto fue un 16% en junio, 12% en agosto, 12% en octubre, 10% enero y 10% en marzo.

Al calor de la inflación que dentro de los cálculos más optimistas rondará este año en una cifra no menor al 90% UPCN pide ahora revisión. ATE coincide en activar el adelanto de los tramos paritarios como también la revisión, una discusión colectiva que para las próximas semanas incluye a más de 20 sindicatos.