El expresidente Mauricio Macri consideró que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, finalmente canceló su participación en la VII cumbre de la CELAC porque “tuvo miedo”. Además, agregó que “se dio cuenta que algo está cambiando en Argentina”.

Días previos al inicio de la cumbre se estimaba que Maduro iba a asistir al encuentro para conversar con el presidente Alberto Fernández y sus pares, pero a último minuto canceló y se decidió a través de un comunicado que viajará el canciller Yván Gil.

Maduro afirmó que decidió no venir a la Argentina para el encuentro porque se enteró de un "plan elaborado en el seno de la derecha neofascista, cuyo objetivo es llevar a cabo una serie de agresiones en contra" de la delegación. En cambio, asistirá el canciller venezolano, a fin de "aportar al buen desarrollo y culminación exitosa de la Cumbre en cuestión".

Macri se refirió a Maduro como un "dictador"

Como consecuencia, Macri se pronunció al respecto en su cuenta de Twitter, algo que ya lo había hecho los días anteriores, cuando tildó al jefe de Estado de Cuba, Miguel Díaz-Canel de “dictador”, y repudió su visita a Buenos Aires.

La inmensa mayoría de los argentinos sentimos vergüenza de que nuestro país se asocie con otros donde hay persecución, tortura, narcoterrorismo, presos políticos y elecciones fraudulentas que se burlan de la democracia”, afirmó.

Luego, incluyó a Maduro en su discurso y agregó: “La bienvenida a estos dictadores no la organizamos nosotros los argentinos, sino un gobierno que languidece en su mediocridad, uno que pronto se llevará el desgraciado honor de haber sido el peor gobierno de la historia de la democracia de nuestro país”.

El repudio de Macri y el apoyo de Alberto 

Por su parte, Macri expresó en un tweet a través de su cuenta oficial: “Maduro tuvo miedo. Se dio cuenta que algo está cambiando en la Argentina”.
 
La dirigente del PRO Patricia Bullrich también respaldó la postura del exmandatario, y sostuvo que “es muy importante luchar contra los políticos involucrados en organizaciones criminales por el bien de nuestra democracia”.
 
Por otro lado, Alberto Fernández defendió la visita de Nicolás Maduro y consideró que “Venezuela es parte de la CELAC”, por lo que estaba “más que invitado”.
 
 
Santiago Cafiero apuntó a los dichos de Macri y lo tildó de "inoperante", y en su cuenta de Twitter le respondió: "Vergüenza es haber condenado al país a volver al FMI después de recibirlo desendeudado. Argentina paga tu inoperancia. CELAC es un foro soberano y amplio. El multilateralismo implica debatir sin exclusiones y sin negar las diferencias para mejorar los vínculos entre los pueblos".