Tras el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el Frente Patria Grande (FPG) que conduce Juan Grabois, decidió hoy permanecer en el interbloque del Frente de Todos de la Cámara de Diputados de la Nación.

Durante la semana, el líder social había manifestado que dejarían el espacio porque el Gobierno del presidente Alberto Fernández "lo decepcionó". 

Sin embargo, el intento de asesinato contra Cristina, reformuló el panorama político y también algunas decisiones en los integrantes del oficialismo.

Luego del Congreso Federal realizado este mediodía, el Frente Patria Grande suspendió su definición sobre la ruptura con la bancada oficialista, por lo que los diputados nacionales Itai HagmanNatalia Zaracho y Federico Fagioli continuarán en bloque.

Lo mismo ocurrirá con la diputada de la provincia de Buenos Aires Lucía Klug y con la legisladora porteña Ofelia Fernández, como con los concejales y concejalas que responden a esa fuerza.

Uno de los temas centrales que discutieron en el encuentro fue el intento de asesinato contra la expresidenta y mediante un comunicado sostuvieron que no hay "casualidades, ni loquitos, ni ineptos, sino causalidades, asesinos y responsables" y le pidieron al Ejecutivo que cuide a su "máxima dirigente" y le garantice "una investigación seria".

"Teniendo en cuenta la experiencia latinoamericana, el FPG se propone trabajar para desescalar la violencia, la promoción de una paz con justicia social y neutralizar las expresiones antidemocráticas, promoviendo un pliego de consensos mínimos con los actores democráticos de la oposición política", sostuvieron. 

Pese a que apenas cuenta con tres diputados en el interbloque del Frente de Todos, una hipotética salida del Frente Patria Grande podría tener consecuencias directas en la hegemonía del oficialismo en la Cámara Baja. Significaría la pérdida de la primera minoría, que pasaría a manos de la oposición de Juntos por el Cambio (JxC).

El plan de ajuste y control de los gastos del Estado que inició el ministro de Economía, Sergio Massa, tuvo impactos directos en las políticas sociales y aspiraciones políticas de Grabois.