El juez en lo Contencioso Administrativo Federal Diego Martín Cormick anuló la designación de la diputada radical Roxana Reyes como miembro del Consejo de la Magistratura, al cuestionar el concepto de "segunda minoría".

La medida judicial es similar a la resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que cuestionó el nombramiento del senador oficialista Martín Doñate en el organismo encargado de designar y remover jueces.

Cormick planteó que la Presidencia de la Cámara baja debe dictar una nueva resolución, "no pudiendo otorgar la representación del tercer espacio a la Unión Cívica Radical".

El magistrado, quien antes había rechazado dictar una medida cautelar en tal sentido, tomó la decisión ante la acción de amparo promovida por el jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Germán Martínez, quien sostuvo que la Resolución 689/22 de la presidencia de la Cámara viola el principio de "equilibrio" que establece el artículo 114 de la Constitución Nacional.

La resolución cuestionada, del 20 de abril de 2022, cuando Sergio Massa era titular del Cuerpo, dispuso "designar a la señora diputada de la Nación Roxana Reyes como miembro titular de la segunda minoría" para integrar el cuerpo que sanciona y participa en la selección de jueces nacionales.

Martínez sostuvo que Reyes pertenece a la Unión Cívica Radical (UCR), que integra Juntos por el Cambio, que ya designó a un legislador de la Cámara de Diputados para que lo represente en el Consejo de la Magistratura.

El juez hace lugar a la objeción de Martínez sobre su designación de abril, pero es propuesta nuevamente para ser consejera en el período 2022-2026.

El magistrado consideró que, de acuerdo con lo expuesto por Martínez, "es evidente que el espíritu de la ley es otorgar un lugar a tres espacios políticos diferentes" correspondiendo, según su criterio a "dos integrantes al partido político que cuenta con mayor cantidad de votos, y un integrante a cada uno de los siguientes".

Agregó que la actual "asignación de representantes se efectúa con legisladores elegidos en las elecciones efectuadas en 2019 y 2021" y que "en ambos procesos electorales el Frente de Todos (Partido Justicialista y otros), constituyó una alternativa para votar; y el Frente Juntos por el Cambio (PRO, UCR, Coalición Cívica), otra".

Para el juez, "de otorgarle un integrante al bloque constituido por el PRO y otro integrante al bloque UCR, se estaría vedando de participar a la real segunda minoría de la cámara".

Comunicado del bloque de la UCR

 

Antre el fallo del juez, la bancada radical, que conduce Mario Negri, emitió un comunicado en el que cuestiona lo dipuesto al considerar que "ha sido dictado contrariando la ley con el único objetivo de generar confusión ya que carece de todo efecto jurídico al nulificar una resolución que ha perdido vigencia por haber agotado su objeto". 

"El fallo no afecta la validez y cumplimiento de la resolución 1608/22 mediante la cual la Presidenta de la Cámara de Diputados designó como consejeros por la mayoría a la diputada (Vanesa) Siley y al diputado (Rodolfo) Tailhade por el bloque de mayoría (FDT), al diputado Álvaro González por el bloque de primera minoría (PRO) y a la diputada Roxana Reyes por el bloque de segunda minoría (UCR)", señala el texto.

Además, desde el bloque de la UCR señalan: "La norma claramente expresa que las propuestas corresponden a los bloques (dos al que tiene mayor representación, uno por la primera minoría y uno por la segunda). Peso a ello el juez pretende que la pauta sea la pertenencia a un mismo frente electoral".

"Con malicia habla de un ardid que está desmentido por el hecho de que el PRO y la UCR siempre fueron bloques independientes con sus propias autoridades y funcionamiento autónomo", agregan. Y remarcan: "No se trata de una situación equiparable a la escisión del bloque del FDT en el Senado pues en este caso los bloques de la UCR y el PRO son preexistentes al fallo de la Corte y de ninguna manera fueron montados para aprovechar una designación adicional".