El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en hombres y la segunda en mujeres en el mundo. Según la Agency for Research on Cancer (IARC), cada año más de 2 millones de personas reciben un diagnóstico de cáncer, cuya mortalidad duplica a las causadas por cáncer colorrectal y de hígado y es más alta que la de los cánceres de mama, páncreas y próstata combinados.

Todos los 17 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Pulmón, una enfermedad que puede llegar a ser mortal, afectando tanto a hombres como a mujeres en todo el mundo.

¿Qué es el cáncer de pulmón? 

El cáncer es una enfermedad en la cual las células del cuerpo comienzan a multiplicarse sin control. Dependiendo de dónde se origina es como se lo denomina, por eso existen diversos tipos de acuerdo a las diferentes partes del cuerpo. En este caso, se busca generar consciencia sobre el cáncer originado en el pulmón.

El cáncer de pulmón comienza en los pulmones y se puede diseminar a los ganglios linfáticos o a otros órganos del cuerpo, como el cerebro. A su vez, el cáncer originado en otros órganos se puede diseminar a los pulmones. Cuando las células cancerosas se diseminan de un órgano a otro, se le llama metástasis.

En Argentina, Bristol Myers Squibb y la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC) presentan la campaña #MásAireEnTusPulmones. La campaña alude a la dificultad para respirar que genera en ocasiones el cáncer de pulmón. Bajo este concepto se busca visibilizar cómo tareas sencillas o cotidianas como puede ser soplar una burbuja, son posibles solo cuando se goza de buena salud pulmonar, poniendo en evidencia como esta enfermedad quita el aliento a las personas que la padecen, impactando significativamente en su calidad de vida.

Avances médicos en el cáncer de pulmón 

Hace apenas unos días, investigadores del Cima Universidad de Navarra lograron que los tumores de pulmón resistentes a la inmunoterapia respondan al tratamiento, al descubrir que su talón de Aquiles está en la inhibición de DSTYK, un tipo de proteína involucrada en el desarrollo tumoral.

Esta proteína se encuentra alterada en un porcentaje elevado de pacientes, lo que la convierte en una nueva diana terapéutica para el tratamiento de esta enfermedad, principal causa de muerte relacionada con el cáncer en el mundo, explican en un comunicado.

Este estudio reconoce por primera vez la dependencia entre la proteína DSTYK y el cáncer de pulmón, un hallazgo que "permite identificar a aquellos pacientes que no van a responder a la inmunoterapia", señala Karmele Valencia, investigadora del Programa de Tumores Sólidos del Cima y primera autora del artículo.