Demoras y cancelaciones en una docena de vuelos locales marcaron el inicio de la mañana del martes, tanto en el Aeroparque Jorge Newbery como en Ezeiza, por las medidas de fuerza dispuestas por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que afectaron las operaciones en aeropuertos del interior del país, lo que impedía la partida o arribos desde esos destinos.

En medio del conflicto que mantiene el gremio del neumático, los trabajadores estatales reclaman "paritarias por encima de la inflación", mientras que la adhesión de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) provocó que los despegues hacia algunos destinos se vieran afectados porque "no hay personal" donde deberían hacer escala los aviones.

En Aeroparque fueron cancelados tres vuelos que debían partir hacia Jujuy, donde se paralizaron todas las operaciones, en tanto que también se cancelaron los dos vuelos del día a Formosa, uno a Tucumán, otro a Rosario, uno más a San Luis y otro a Bariloche.

A su vez en Ezeiza, fueron cancelados tres vuelos a Bariloche y uno a Río Grande, mientras que por otros motivos se encuentran demorados un vuelo a San Pablo y otro a Porto Seguro.

La medida fue dispuesta por los trabajadores en un plenario nacional, que reunió a más de 50 delegados y delegadas de todo el país, e impactan en la afectación de servicios, generando cancelaciones y demoras en algunos aeropuertos del país.

  Paro de aerolíneas hoy: cómo funcionan los aeropuertos

Por su parte, la empresa aclaró que a excepción de los vuelos suspendidos o demorados, tanto el Aeropuerto Internacional de Ezeiza como el Aeroparque Jorge Newbery funcionan "con normalidad"

"En el caso de Aerolíneas Argentinas la afectación alcanzó a 8 vuelos: uno de San Luis, dos de Formosa, tres de Jujuy y dos a Río Grande que tuvieron que ser cancelados. El resto de los vuelos opera con normalidad", indicaron a La Nacion.

De la compañía JetSmart hay un vuelo cancelado hacia la provincia de Jujuy y uno demorado de Flybondi a Corrientes.