Estados Unidos lidera con "Frontier" de Hewlett-Packard Cray el TOP500, una lista de referencia mundial y actualización bianual de las 500 supercomputadoras más poderosas del mundo. Brasil es el único país sudamericano en figurar hasta el momento y Argentina podría sumarse al ranking a partir de mayo con una supercomputadora que funcionará en el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Una supercomputadora es un aparato con capacidades de cálculo muy superiores a las comunes, que además está orientado a fines específicos. La mayoría de las supercomputadoras se componen de muchas CPUs menos poderosas pero trabajando de forma conjunta con un objetivo común, aumentando tanto la potencia del conjunto como su rendimiento.

"Frontier" tiene un rendimiento máximo alcanzado de 1.102 petaFLOPS, y siguen la lista "Fugaku" de Fujitsu -una supercomputadora localizada en Japón, con 442 petaFLOPS- y "Lumi" de HPE Cray -localizada en Finlandia, con 309 petaFLOPS-

En tanto, la última de la lista es del fabricante chino Inspur, con sólo 1.7 petaFLOPS de potencia de cálculo.

Los países con mayor cantidad de supercomputadoras en este ranking son China (162), EEUU (127), Alemania (34), Japón (31) y Francia (24). Brasil es el único sudamericano que aparece en el ranking, con 8 supercomputadoras.

El vecino país figura 10° entre las naciones con mayor cantidad de máquinas enlistadas y la mejor posicionada de sus máquinas ocupa el lugar 33°: se trata de la supercomputadora "Pégaso" de Petrobras.

El proyecto TOP500 de enlistado de las 500 supercomputadoras más potentes del mundo, se inició en 1993 y publica una lista actualizada dos veces al año. El objetivo es proporcionar una base confiable para rastrear y detectar tendencias en computación de alto rendimiento.

La lista TOP500 es compilada por Jack Dongarra de la Universidad de Tennessee (EEUU), Erich Strohmaier y Horst Simon del Centro Nacional de Computación Científica de Investigación Energética ( NERSC) y el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley (LBNL) (EEUU), y, hasta su muerte en 2014, Hans Meuer, de la Universidad de Mannheim (Alemania).

El país, más cerca

A partir de mayo, Argentina dispondrá por primera vez de una supercomputadora capaz de integrar la lista TOP 500 y, a diferencia de otros que conforman ese ranking, su enorme capacidad de cálculo de dos "petaFLOPS", estará al servicio de científicos y centros de investigación de todo el país, según explicaron desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación a cargo de su adquisición.

"Será una de las tres o cuatro más importantes de la región y va a funcionar en el Servicio Meteorológico Nacional que es el lugar donde necesitan el entrecruzamiento de datos más fuerte, pero como ese uso representa el 10% de la (capacidad de la) computadora, el 90% restante estará a disposición de todas las demandas del sistema científico y será una herramienta importantísima" para el sector, dijo la semana pasada el ministro Daniel Filmus.

El proceso de adquisición enmarcado en la Iniciativa Nacional de Supercómputo (Mincyt, Ministerio de Defensa, Conicet y SMN) avanza a paso firme: el pasado miércoles se cerró el plazo de presentación de ofertas para la licitación de compra y la apertura de sobres mostró que hay tres empresas en carrera, capaces de cubrir los requerimientos sin sobrepasar el prepuesto de cinco millones de dólares. Bull, Hewlett Packard y Lenovo son las tres firmas que ofertaron en la licitación. El ganador se conocerá este año.