El estudiante de matemáticas aplicadas y economía Jake Freeman, de la Universidad del Sur de California, se convirtió en millonario a sus 20 años, tras la venta de acciones minoristas que había adquirido pocos meses antes. 

El joven vendió hace poco sus acciones del minorista en crisis Bed Bath & Beyond. Se trataba de una participación de más de 6 por ciento en el minorista, que opera en tiendas de artículos para el hogar y aparatos, por aproximadamente 27 dólares por acción. Las había comprado solo unas semanas antes, cuando las acciones cotizaban por debajo de los 6 dólares.

El estudiante, que comenzó con las inversiones a sus 18 años, edad en la que se postuló para ser Presidente de los Estados Unidos, comentó al Financial Times que "originalmente esperaba que pudiera llegar a 8 o 9 dólares por acción”.

Apostar a las acciones 

En julio de este año, Freeman aumentó su participación y decidió escribirle una carta a los directores de la compañía, para sugerirle que usaran una estrategia financiera compleja, para así capitalizar el estatus del minorista como una acción meme para recaudar efectivo y reducir su carga de deuda en más de la mitad. 

Referente de las indicaciones que le dio a la empresa, Freeman mencionó que puede "aprovechar el lado de las matemáticas para hacer jugadas basadas en estadísticas".

Quién es el joven que ganó 110 millones de dólares gracias a los memes 

Luego de que la noticia sobre la ganancia millonaria del joven Freeman comenzara a recorrer las redes sociales, varias personas comenzaron a sospechar que se trataba de una noticia falsa. Otros, dudaban de que se tratara de un estudiante y apostaban a que sería un gran inversionista que sabía dónde invertir y contaba con un monto inicial. 

Frente a esta situación, el Financial Times, le pidió la identidad al muchacho a la hora de entrevistarlo y pudiero averiguar que realmente se trataba de un joven de 20 años que le falta solo un año para finalizar su carrera.

Respecto a la inversión inicial y de dónde adquirió la plata Jake, no se sabe nada aún, puesto que se negó a revelar los nombres de sus inversores, citando acuerdos de confidencialidad, pero dijo que había consultado a amigos, familiares y otras personas en su órbita.

Fue el tío de Freeman, Scott, quien lo introdujo por primera vez en el comercio. Un ejecutivo farmacéutico que ayudó a fundar una empresa que cotiza en bolsa centrada en los alucinógenos, comenzó a hacer inversiones con su sobrino cuando Jake tenía 13 años.

 Su primera apuesta valió $500 dólaresCon el tiempo, sus padres le dieron más dinero. Describió su apoyo como "sustancial".

Millonario en cuestión de semanas

Invertir en memes 

Freeman comenzó a armar el comercio que lo haría famoso y millonario, en el verano del 2022, a raíz de una caída que observó en el mercado, el cual había golpeado las acciones de memes que alguna vez se dispararon como AMC, GameStop y Bed Bath.  

El valor de las acciones se habían disparado, en diversas ocasiones, debido a los comerciantes minoristasmuchos de los cuales frecuentan los foros de mensajes en Reddit, a pesar de que las empresas han tenido problemas financieros.

Es así, que con los golpes en la bolsa de Wall Street, Jake Freeman, empezó a buscar un minorista en crisis en el que invertir, donde el mercado había subestimado gravemente sus probabilidades de supervivencia.

En junio, Freeman compró deudas en la cadena de farmacias Rite Aid, pero la oportunidad se evaporó cuando la compañía anunció una oferta pública que disparó sus bonos y acciones. Freeman luego centró su atención en Bed Bath, una de las acciones favoritas de los memes cuyo valor se había desplomado en medio de una caída de ventas y una crisis de efectivo que amenazaba su supervivencia como negocio en marcha. 

“Me di cuenta de que con el tipo correcto de realineamiento de su deuda, realmente podían reducir su tesis de bancarrota”, dijo Freeman.

Canje de deuda 

El 20 de julio, el estudiante estadounidense reveló su inversión en Bed Bath en una presentación de valores, a la que se le adjuntaba una carta de nueve páginas en la que recomendaba que la empresa prosiguiera con urgencia el canje de deuda propuesto.

Este canje, planteado como la solución para la situación de la empresa, consistía en utilizar la alta volatilidad del precio de sus acciones para ofrecer, así, a los tenedores de bonos un trato que aligeraría su carga de deuda senior de 1.200 millones de dólares a 500 millones de dólares.

La salida de Freeman del registro de accionistas de Bed Bath significa que su compleja pieza de ingeniería financiera no se probará. Ganó el premio gordo de las acciones de memes, no por su idea inteligente, sino siguiendo una máxima de inversión mucho más simple: compre barato, venda caro. La estrategia de todo buen inversor. 

“Pensé que esto iba a ser una jugada de más de seis meses”, fue una de las frases que dijo en la entrevista con el Financial.